Historia - Masiá Ciscar

Historia

En el año 1979 ya plantamos 9 has de Fresón y empezamos la aventura de la exportación con envíos a Perpiñán junto a los hermanos Martínez Silla con camiones frigoríficos que era un calvario encontrarlos.
En los años 80 recuerdo como D. Antonio Medina, solía venir tres o cuatro veces al mes durante la temporada e intercambiábamos impresiones mientras visitábamos el cultivo.
En 1998 inicio una nueva aventura empresarial ampliando la actividad de Masiá Ciscar S.A., a viverista multiplicador de Plantas de Fresa en la Comunidad Autónoma de Andalucia
En la actualidad, se comercializan la fruta de 100 has de agricultores de la zona, algunos con 20 años de relaciones comerciales dándoles por parte se SAT Las Palmeritas todo el apoyo de servicio y asesoramiento técnico.
Nace el programa de I+D de empresas

Años 70

En aquel viaje me impactó la extensión de las fincas, el buen clima, el precio de la tierra, la posibilidad de expansión, y además el desarrollo en paralelo que el sistema de riego por goteo comenzaba a moldear este nuevo mundo agrícola.

Es en febrero del año 1977 cuando vine por primera vez a Huelva con mi esposa e hijos y con Ramón Martínez Silla a ver la Finca “Huerta Noble” recientemente comprada por el propio Ramón y sus hermanos (Juan, Salvador y Ricardo). En aquel viaje me impactó la extensión de las fincas, el buen clima, el precio de la tierra, la posibilidad de expansión, y además el desarrollo en paralelo que el sistema de riego por goteo comenzaba a moldear este nuevo mundo agrícola y que finalmente marcaría una diferenciación en el manejo del cultivo, mejorando con el notablemente los rendimientos.

Ante este panorama tan prometedor, me costaba conciliar el sueño ya que mi cabeza tenía un solo pensamiento “Desarrollar mi vida profesional en Huelva”.


LEER MÁS

Recuerdo que al volver a Valencia de este viaje vinimos por Almería y le comenté a mi esposa, “si nos viniésemos a Huelva que pasaría”, contestándome, lo que tú quieras, aumentando las ganas que tenía de venir a esta “bendita tierra”.

Cuando llegamos en 1977, de las 25 hectáreas que alquilamos plantamos 1 Ha de Fresón 5 ha de pimientos en Macrotúneles, 12 ha de tomate cuarenteno que tenía un gran aprecio en el mercado y 7 ha de melón de piel de sapo.

Recuerdo la cantidad de horas que pasábamos con los amigos Pedro Artes, Fernando Sarria y otros dándole vueltas al coco de cómo enfocar los abonados y a su vez comentando los resultados de las diferentes prácticas de fertirrigación, la verdad que era un mundo apasionante.

En el año 79 ya plantamos 9 has de Fresón y empezamos la aventura de la exportación con envíos a Perpiñán junto a los hermanos Martínez Silla con camiones frigoríficos que era un calvario encontrarlos. Además en la zona se carecía de cualquier tipo de infraestructuras para servicios, de materiales para envasado que nos las teníamos que ver y desear para conseguirlos en otras provincias, etc. Ya posteriormente se fueron creando todas las infraestructuras y servicios, pero los primeros años fueron muy complicados.

Años 80

En los años 80 recuerdo como D. Antonio Medina, persona que me honró con una gran amistad y respeto mutuo, solía venir tres o cuatro veces al mes durante la temporada e intercambiábamos impresiones mientras visitábamos el cultivo. En una de estas visitas viendo los macrotúneles que teníamos plantados para pimiento, me dijo: ¡Este sistema para fresa!.

Otro día que me visitó volvió a mostrar su interés por los macrotúneles y la verdad que no lo pensé dos y decidí hacer cinco macrotúneles para probar y fue una auténtica revolución dentro del sector, de hecho muchos domingos después de comer salíamos a dar una vuelta por el campo y era normal encontrarse con agricultores de toda la provincia interesándose por el sistema de forzado.

En el año 81, se construye la primera nave y con ella las primeras cámaras de lo que hoy en día es nuestra central Hortofrutícola. Esta nave no superaba los 900m2 y como he comentado ha sido el germen de lo que hoy suponen los 10.350m2 de modernas almacenes para manipulación dotadas de unas instalaciones frigoríficas que nos permiten preparar nuestra mercancía en las mejores condiciones para su expedición.


LEER MÁS

En el año 1983 participo en la fundación de Freshuelva, asociación sectorial cuya función más destacada es la de ser la interlocutora del sector frente a las administraciones públicas, agentes sociales y medios de comunicación. Desde su fundación y hasta el 2007 participo en la Junta Directiva de la Asociación.

En el año 1985 participo en la creación de SAT el Rosal junto a cuatro socios D. Fernando Sarria, Vicente Martínez, Gaspar Serrador, y Manuel Serrador, para desarrollar fundamentalmente cultivos de Cítricos, iniciando así un proyecto de diversificación de cultivo que se plasma a finales de los años 80, con la puesta en marcha de 50 Has de fruta de hueso en una nueva finca que se compra en el término municipal de Gibraleón.

En 1988, creo Masiá Ciscar S.A., como cambio de personalidad jurídica y modelo de negocio por la que decido continuar una actividad profesional iniciada en los años 70.

Años 90

En 1992 y junto con otras empresas a nivel nacional pero fundamentalmente de la región de Murcia creamos un consorcio de Exportación y comercialización “DIFRUSA”.

La idea de la creación de este consorcio nace al observar la evolución al alza del mercado nacional y la falta de servicio que tenían las cadenas de distribución nacionales. Por ello nuestros primeros pasos en este consorcio se basaron en prestar servicio a los supermercados de España sin dejar de atender la exportación. Como consecuencia de este trabajo nace la relación de quien en hoy en día es nuestro principal cliente “MERCADONA”.

n 1998 inicio una nueva aventura empresarial ampliando la actividad de Masiá Ciscar S.A., a viverista multiplicador de Plantas de Fresa en la Comunidad Autónoma de Andalucia, culminando este trabajo en el año 2010 cuando se amplía el título de Viverista Multiplicador a Vivero Multiplicador Seleccionador, lo que la convierte en la primera empresa productora de fresas de Huelva que controla todo su material vegetal desde la planta madre procedente de meristemo hasta llegar a la planta que produce la fruta en Huelva. Con esto se consigue evitar la dependencia de los viveros norteamericanos que aportaban más del 80% del material vegetal a los viveros españoles y mejorar en calidad y sanidad de material vegetal.


LEER MÁS

En 1999 en una reunión que tuvimos en mi casa para hablar del Convenio Nacional de Fresa, estando presentes D. Manuel Verdier, D. Pedro Marín y Miguel Garrido, planteamos por primera vez porque no éramos capaces de formar una sociedad para la investigación y obtención de nuevas variedades de fresa. Esta idea era más que justificable por la cantidad de millones que estábamos pagando por royalties a los obtentores, en aquel entonces muy centrados en la Universidad de California en Estados Unidos. A partir de este verano empezábamos a hablar con los socios de Freshuelva y se creó en el mismo año Fresas Investigación y Desarrollo (FID) y a continuación con la Caja Rural, El Monte, La Junta de Andalucía y algún viverista nació Fresas Nuevos Materiales (FNM).

FNM, es en la actualidad un programa que vende más de 50 millones de plantas en el sector de fresero de Huelva. Variedades que se distinguen por su calidad organoléptica y su capacidad de transporte, como por ejemplo la variedad Primoris FNM.

En este mismo año, decido darle la forma jurídica a la empresa para poder ser reconocido como OPFH y creo SAT Las Palmeritas como empresa comercializadora de todos los productos producidos por Masiá Ciscar S.A., S.A.T El Rosal y otros varios productores.

Años 2000

En el año 2007 decido ampliar la actividad en la central hortofrutícola de Lepe para la manipulación de los cítricos producidos en nuestras propias instalaciones, creando para ello 60 puestos de trabajo estables durante 9 meses al año y dejando todo el valor añadido de la producción en la misma provincia de Huelva.

En el año 2010, creo la empresa Fresón Isleño S.L en Valsequillo de Gran Canaria en Las Palmas de Gran Canarias, con el fin de producir y manipular la fresa para el abastecimiento en el archipiélago canario a nuestro principal cliente Mercadona.

En el año 2011 inicio el cultivo y la comercialización del Caqui con unas 25 has en producción, comercializando unas 2000 toneladas anuales en una campaña que comienza en Octubre y que terminamos en Enero.

En la actualidad, se comercializan la fruta de 100 has de agricultores de la zona, algunos con 20 años de relaciones comerciales dándoles por parte se SAT Las Palmeritas todo el apoyo de servicio y asesoramiento técnico.

SAT Las Palmeritas, Masiá Ciscar S.A, SAT El Rosal y Fresón Isleño S.L cuentan con una plantilla de 1700 personas en plena recolección dando trabajo estable durante a todo el año a 460 personas.

Tiene una superficie en explotación aproximada a 700 Has repartidas:

  • 300 ha de fresa.
  • 140 ha de clementinas y mandarinas.
  • 120 ha de naranjas.
  • 70 ha de berries.
  • 50 ha de vivero de planta de fresa.
  • 15 ha de caquis.
  • 7 ha de nectarina.
  • 5 ha de lima.