Arándanos - Masiá Ciscar

Arándanos

Los arándanos son frutos del bosque que apenas contienen azúcares y son ricos en antioxidantes y flavonoides. Tienen una gran cantidad de beneficios para el organismo, por eso en Masiá Ciscar estamos orgullosos de poder producir arándanos en Huelva.

Y es que comer arándanos supone ingerir componentes beneficiosos que evitan el crecimiento de bacterias y tratan afecciones en el aparato digestivo, por ejemplo.

Asimismo, son muy recomendables para después de una comida copiosa, ya que tienen propiedades que ayudan a agilizar la digestión y a eliminar la pesadez de estómago.


LEER MÁS

Tampoco hay que olvidar que los arándanos impiden que las bacterias se acumulen en las células del aparato urinario, por lo que previenen la infección en esta parte del cuerpo. También es muy recomendable para personas con diabetes, puesto que les ayuda con los problemas de visión ocasionados por esta patología.

Como hemos dicho anteriormente, los arándanos son uno de los frutos con más cantidad de antioxidantes, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Comer arándanos también es muy saludable gracias a su poder antiadherente, lo que hace que las bacterias dañinas para el organismo no se incrusten en las paredes del aparato intestinal.

Formatos

Arándanos - Masiá Ciscar

Caja 1,5kg

Arándanos - Masiá Ciscar

Comer arándanos ayuda a
prevenir enfermedades cardiovasculares

Un efecto que ha recibido mucha atención en esta fruta es el de prevenir la pérdida de la visión debido a la degeneración de la retina, un caso muy común en personas mayores. Esto es gracias al alto contenido en vitamina P.

El arándano también contiene unas sustancias llamadas antocianidinas que potencian el colágeno y lo fortalecen, por lo que es muy aconsejable para deportistas que someten sus articulaciones a mucha intensidad física. Las antocianidinas también sirven para evitar las inflamaciones en encías o en enfermedades como la artrosis o la artritis.


LEER MÁS

A la hora de ser consumido, el arándano ofrece multitud de opciones para degustar su intenso sabor. Sirve como alimento perfecto para preparar una salsa con la que acompañar carnes o pescados. También tiene un uso muy extendido en repostería, como un ingrediente más en magdalenas, tartas y pasteles, aunque la mejor forma de apreciar todas sus características es comerlos de manera individual.