Blog

El cultivo de frutos rojos en Huelva va cambiando pese a la estabilidad de la campaña fresera 2017

El cultivo de frutos rojos en Huelva va cambiando pese a la estabilidad de la campaña fresera 2017 - Masiá Ciscar
¿En qué estado se encuentra el cultivo de frutos rojos en Huelva?
Si nada lo impide, podemos decir que la campaña fresera 2016-2017 en la provincia de Huelva va a concluir sin muchos sobresaltos. A lo largo de la temporada no se han sucedido demasiados contratiempos, y es que salvo las fuertes lluvias caídas a principios de mayo, poco más ha afectado a una campaña que se ha mantenido estable.

Tal y como apuntan desde Freshuelva, ni siquiera ha hecho falta “realizar una llamada a la autorregulación durante la Semana Santa como en ejercicios anteriores”. La reducción de hectáreas de fresas en favor de los frutos rojos de Huelva y una climatología acorde con las estaciones ha propiciado que “la producción fresera se haya desarrollado durante el mes de abril de forma correcta”, señala el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez.

Otro factor fundamental en el exponencial desarrollo que ha experimentado el cultivo de frutos rojos en Huelva es el aumento de la demanda de estos productos tanto en los mercados nacionales como internacionales. A día de hoy los consumidores españoles tan solo suponen el 5% de la producción de las berries de Huelva y aunque la fresa sigue siendo la estrella en el cultivo de frutos rojos, cada vez debe ceder más terreno a las berries de Huelva.

Cultivo de frutos rojos: arándanos y frambuesas

Los arándanos han aumentado su importancia en la provincia onubense un 138% en lo que a exportaciones se refiere, le sigue la frambuesa con un 129%, según datos publicados por la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX). Su principal destino continúa siendo Reino Unido, con un 40%.

Pero, ¿qué es necesario tener en cuenta para el cultivo de frutos rojos en Huelva? A modo de resumen os diremos que los arándanos requieren suelos con ph entre 4,3 y 5,5. A su vez el suelo debe contar con un buen drenaje para permitir un alto contenido de oxígeno y facilitar el desarrollo del fruto. Los arándanos, además, no soportan las arcillas pesadas ya que dificulta su crecimiento. Son muy resistentes al frío y el mejor sistema de riego es por goteo.

Por su parte, la frambuesa es sensible tanto al exceso como a la fañta de humesas, por eso se recomienda utilizar un sistema de riego para evitar situaciones de déficit hídrico. Climatológicamente hablando, las condiciones más óptimas son aquellas que presentan inviernos fríos pero con temperaturas constantes y sin llegar a ser excesivas, así como veranos relativamente frescos y caracterizados por cierta oscilación térmica entre el día y la noche. Lo más importante es la iluminación, ya que las plantas requieren de plena luz para desarrollar su potencial productivo.

 

Fuente: AgrodiarioHuelva.es y Guía del emprendedor

Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archives

BUZÓN DE SUGERENCIAS

He leído y acepto la política de privacidad.